FORMA DE DENSIDAD ARTÍSTICA INFINITA

TRIBUTO AL CUADRADO NEGRO DE MALEVICH

Esta intervención ha sido llevada a cabo con motivo de la llegada al Museo del Prado de la obra Cuadrado Negro de Kazimir Malevich, procedente del Museo Hermitage de San Petesburgo.

La obra, como se sabe, una de las más importantes de la historia del arte, es concebida como forma de infinita densidad artística, como obra de arte en la que se condensa toda cualidad artística, en un simil con las características de los agujeros negros, entes de infinita densidad.

La elección del cuadrado negro está motivada con el objeto de reafirmar las tesis de Malevich, entendiendo que cada uno de los cuadrados es una nueva ratificación del discurso del maestro suprematista.

El Cuadrado Negro de Malevich es concebido como epicentro sobre el que orbitan el resto de cuadrados-tesis, del mismo modo que cuerpos celestes que giran en torno al núcleo denso de un agujero negro.

Dentro de la ecuación hemos de incluir la variable de incertidumbre del arte urbano, de modo que no siempre se ha podido insertar un cuadrado negro donde se debía y viceversa.

Paralelamente a la cuestión gravitatoria, la intervención funciona como un catálogo de superficies murales y texturas urbanas, sin olvidar el homenaje a la propia ciudad de Madrid y algunos de sus más castizos lugares.

(sue)


VER EN YOU TUBE

Disposición y número orientativos de cuadrados negros.