Ésta, mi primera exposición en solitario, es el resultado de un proceso de concepción dual. Por un lado la muestra bebe de toda la trayectoria plástica que he ido desarrollando a lo largo de mi vida como escritor de graffiti, iniciada hace ya más de 20 años. Y por por otro, es el resultado de un proceso de trabajo de estudio concebido hace algo más de un año y medio. Multiperspectivismo 3a época es de este modo una fusión entre los elementos plásticos más significativos de mi graffiti y aquellos más relevantes de mi trabajo en estudio.

 

Siempre he mantenido que mi graffiti se ha desarrollado en tres con- textos que han influido en su evolución: Descampados, polígonos in- dustriales y bloques de pisos. Es decir, trazados regulares, austeridad materiales y plasticidad urbana, o mejor, interurbana.

Sería indecoroso no reconocer otras influencias en mi trabajo pictórico, incluida la parte ilegal, como lo son las vanguardias geométricas, del constructivismo al neoplasticismo pasando por el espiritualismo su- prematista. El posterior arte concreto, el minimalismo o las corrientes arquitectónicas surgidas del estilo internacional. A todas ellas les debo, a buen seguro, parte de mi producción.

Mi trabajo ilegal no ha sido nunca ostentoso o espectacular. Nunca he creado grandes producciones murales o imponentes escenas pictóricas. La pieza, sola, siempre se ha pintado sobre el muro directamente, sin una previa preparación del soporte.

La falta de imprimación ha permiti- do que con el lento paso de los años la plasticidad del muro se haya
convertido en un elemento esencial en las piezas. La textura del ce- mento o del hormigón, la regularidad del ladrillo y la disparidad de ma- teriales que conforman la riqueza mural han acabado formando parte de mi trabajo pictórico; hasta el punto de que las formas de las letras o de las geometrías buscan una completa comunión con el espacio en el que están pintadas. Es, en definitiva, un respeto al muro.

Multiperspectivismo 3a época es además un homenaje y reconocimiento al muro por su participación en mi pintura.

Otros aspectos reseñables de esta exposición no solo son el empleo de los materiales sobre los que ha madurado mi graffiti, sino la impor- tancia en la economía de los mismos.

Para dotar de alma la forma no hacen falta grandes inversiones y si más bien trabajo y pasión. ¿Hace falta algo más que un lápiz y un papel para escribir el más bello de los poemas?

La economía de medios se vuelve más urgente en los funestos días de la sociedad actual, donde son miles las familias desahuciadas y millones de personas las que están en desempleo. En estas circunstancias de crisis cada espray debe ser un tesoro, cada gramo de cemento un mundo.

No hay que subestimar los periodos de decadencia económica para con las artes. El Siglo de Oro español es una inmejora- ble prueba de ello. Quisiera también que la economía cromática de esta exposición emparentase con el tenebrismo español del XVII, que bien supo sobreponerse a la situación económica del momento.

sue. Enero 2014

sue975
texto
index