De lo sagrado del arte urbano

La serie Arte Urbano Sagrado, realizada junto a los artistas Neko y Rosh, habla sobre como los poderes fácticos, aquellos al margen de las instituciones legales, tales como la Iglesia, la banca o los medios de comunicación, emplean el arte como herramienta de adoctrinamiento social con el fin de satisfacer sus propios intereses.

El adiestramiento a través del arte tiene en los pasos religiosos uno de sus más importantes exponentes. La obra es exhibida ante los fieles o profanos con el fin de reiterar y extender la doctrina católica. La versión actual de estas obras barrocas son los espacios publicitarios que sirven a los medios de comunicación, las grandes compañías o la banca para difundir sus intereses.

La serie consiste, primero, en la intervención de esos espacios de forma ilegal con el fin de boicotear el proceso de difusión de sus doctrinas. Y segundo, alertar de cómo, a través de vírgenes o marquesinas publicitarias, los poderes fácticos no cesan en su deplorable labor manipulatoria.

NEKO
ROSH